dilluns, 1 de febrer de 2010

Previa VI Nacions: Inglaterra

Forwards (17): T Payne (Wasps), A Sheridan (Sale), J White (Leicester), D Wilson (Bath), D Hartley (Northampton), L Mears (Bath), S Thompson (Brive); S Borthwick (Saracens), L Deacon (Leicester), C Lawes (Northampton), S Shaw (Wasps); S Armitage (London Irish), J Crane (Leicester), T Croft (Leicester), N Easter (Harlequins), J Haskell (Stade Francais), L Moody (Leicester).

Los mentideros del rugby inglés hablan de Ian McGeechan como posible mánager de Inglaterra en un futuro relativamente cercano. Rob Andrew y Martyn Johnson tendrían, por tanto, los días contados. El VI Naciones podría ser su última oportunidad, teniendo en cuenta que si quieren llegar al Mundial 2011 con cierta credibilidad deberían enlazar una buena racha. Inglaterra no gana nada desde 2003, cuando Wilko pasó aquel drop que les dio el Mundial. Entonces Martyn Johnson era jugador. Hoy Jonno es el seleccionador de un equipo sin alma y sin juego de ataque: un ensayo en 240 minutos en los test de otoño. Por eso ha encomendado el ataque a un ilustre en la Premier: Brian Smith (en la imagen)



La delantera inglesa ha vivido en los últimos años de la resurrección de sus viejos zorros. Primeras líneas como Vickery y Sheridan, quien si jugara todos los partidos ante Australia sería el mejor jugador del mundo. Segundas como Shaw o terceras como Worsley o Moody, jugador on fire, como dicen allí. De hecho en la última década no se ha producido ninguna irrupción destacable en el pack inglés. Ni Haskell, llamado a ser un tercera de clase mundial, ni Croft, al que persiguen las lesiones, ni Stephon Armitage, quien entra y sale. En los agrupamientos no encuentra pilares de entidad y sin Vickery, el renqueante Sheridan y el sancionado Stevens, sufre ante algún front row como el irlandés o el galés. En segunda sigue el debate con Borthwick. Al ser capitán, Jonno lo alinea por una cuestión de jerarquía, no siendo el mejor ni arriba ni abajo. Yo me sigo quedando con Shaw abajo y Nick Kennedy arriba, pero parece que Courtney Lawes gana enteros. Atrás Moody parece el hombre que dirigirá las batidas del back row. Es una delantera pesada, mayor y, sobre todo, lenta ante paquetes dinámicos con continuidad en el off load como el irlandés o la tercera francesa. Si trabajan bien, Wilkinson lo rentabilizará y su casillero de victorias lo agradecerá.

Backs (15): D Armitage (London Irish), B Foden (Northampton); C Ashton (Northampton - *injury replacement), M Banahan (Bath), M Cueto (Sale), U Monye (Harlequins); R Flutey (Brive), S Hape (Bath), D Hipkiss (Leicester), M Tait (Sale); T Flood (Leicester), J Wilkinson (Toulon); D Care (Harlequins), H Ellis (Leicester), P Hodgson (London Irish).

Atrás Inglaterra lleva años dando tumbos. El dato de un ensayo anotado en 240 minutos en otoño es muy significativo. El baile de puestos en los tres cuartos ha sido el denominador común en la era Johnson. Parece que Ugo Monye, tan devastador físicamente como flojo de manos, dejará de ser zaguero para acomodarse en el ala, donde estuvo bien con los Lions. Armitage podría ser el zaguero, gracias a su solvente patada y su destacado juego aéreo, y Cueto es el señalado para desequilibrar en el abierto, parece. En los centros hay un baile importante. Tait y Hipkiss apuntan a titulares, aunque para mí Flutey y Flood son más creativos y determinantes. Personalmente Tait y Hipkiss no me parecen desequilibrantes, Cueto tampoco, pero es la pareja con la que más ha trabajado el protagonista de Inglaterra en este VI Naciones: Brian Smith, el entrenador de ataque al que Johnson ha encomendado la misión de crear una dinámica de ataque productiva. A Inglaterra le pesa la bola en las manos, excepto a los medios Hodgson-Wilkinson. Ante este panorama, Johnson ha apostado por dos jugadores llegados del XIII, Shontayne Hape y el pichichi de la Premier Chris Ashton (15 ensayos en 16 partidos con Northampton). Smith confía en reactivar el juego atrás con los dos kiwis (Hape y Flutey), algo que se mira con recelo tras el experimento fallido de Volcano Vainikolo. Mucho de su futuro pasa por el primer partido ante Gales. Si ganan, no es decartable nada. Si pierden... no es descartable nada.